Archivo Histórico

El Archivo Histórico Minero aglutina una abundante masa documental generada por las distintas compañías mineras que explotaron las minas de Río Tinto y de otras minas de la provincia de Huelva, que prácticamente hasta su creación, no habían tenido ninguna respuesta para su conservación y organización, ni ningún tratamiento archivístico adecuado por parte de ninguna institución pública o privada especializada.

El Archivo coordina de una manera científica y técnica las condiciones de gestión documental, selección, conservación y difusión de los fondos de los distintos archivos mineros, garantizando la seguridad del patrimonio documental, respetando la unidad de los fondos, confeccionando los instrumentos de descripción, para permitir una óptima prestación de la información al servicio público.

Su organización comienza sistemáticamente a partir de finales 1990, y hoy en día no es exagerado afirmar que el Archivo Histórico Minero se erige en una las piezas clave del patrimonio histórico minero, y en un eslabón fundamental para la investigación de la Historia Contemporánea y Minera de España.

La situación del patrimonio documental industrial y mercantil y los archivos históricos de empresas, en la mayoría de los casos, presentaban un lamentable estado de conservación y evidencian una falta casi absoluta de criterios acerca de su tratamiento como pieza fundamental de nuestro patrimonio histórico y de nuestra historia más reciente.

Se ha convertido en un referente fundamental de los investigadores para la confección de la historia contemporánea.

Fundación Río Tinto nace en 1987 como institución Benéfico Docente, con carácter de Fundación Cultural Privada sin ánimo de lucro y de naturaleza permanente, teniendo como fin la conservación y restauración del Patrimonio Histórico Artístico y Medio Ambiental.

En este marco de recuperación patrimonial, les fueron donados para su conservación, organización y custodia, los fondos documentales que habían generado las distintas compañías que explotaron las minas de Riotinto desde 1873 hasta nuestros días, es decir, la Río Tinto Company Limited, Compañía Española de Minas de Río Tinto, Unión Explosivos Río Tinto, Río Tinto Patiño, Río Tinto Minera y Minas de Río Tinto S.A.L.

Además posteriormente se ha recogido la documentación de otras compañías mineras abandonadas de la provincia de Huelva como: The Peña Cooper Mines (Nerva), Sociedad Minera de Nerva, Sociedad Francesa de Piritas de Huelva (Valdelamusa) y Electrolisis del Cobre (Concepción).

A la dificultad que plantean la organización de archivos de empresas había que añadir la no previsión de “archivo histórico”, salvo algunas excepciones de series documentales. Se había producido una excesiva acumulación de documentos en las oficinas y siempre se habían dado soluciones de emergencia y de transferencia rápida a otro local o almacén de documentos, sin adoptarse un sistema racional o programa lógico sobre la instrumentalidad de los documentos.

Este conjunto documental requería un tratamiento archivístico adecuado urgentemente, ya por su funcionalidad, como por el peligro que estaba corriendo gran parte de los documentos, expuestos a grandes niveles de humedad y siendo afectados por insectos bibliófagos.

El estado de organización era lamentable, la mayor parte de la documentación estaba en baldas sin ningún tipo de protección (camisas, cajas archivadoras, etc). No respetando ninguno de los principios archivísticos, y jamás se había elaborado algún instrumento de descripción; con los consiguientes inconvenientes de la absoluta falta de control e imposibilidad de servirla a la investigación.

Los trabajos de organización comienzan en 1990, y hay que advertir que se siguen ejecutando en la actualidad, debido a la ingente masa documental existente ubicada en diversas dependencias de la compañía y a las varias ampliaciones posteriores.

En primer lugar se confeccionó un Plan de Trabajo para la organización de la documentación, así como un plan de obras para el edificio que albergaría dicha documentación; no podemos olvidar que la segura conservación de los documentos requiere depósitos sanos, protegidos contra la luz natural , la humedad, el fuego, los insectos celulosófagos, los roedores, los ladrones, etc.

Para su organización se siguió las pautas y metodología que se siguen en la ordenación de Archivos de empresa, creando una tabla clasificatoria propia, que definiera todas las exigencias de series que se nos planteó, siendo muy celoso al principio archivístico de respeto al origen, por lo que tuvimos que analizar los organigramas funcionales de las compañías y sus dependencias que generaban los documentos.

Archivo

Si entendemos a “archivo” como conjunto de medios materiales, científicos y humanos destinados a recoger, conservar, organizar y servir los fondos documentales en él depositados. Podemos seguir afirmando que nuestro Archivo Minero está afianzándose cada día más en su cometido, teniendo muy presente los medios de que disponemos.

En cuanto a su uso como Archivo Histórico Minero de Fundación Río Tinto, consta en la actualidad de casi 30.000 unidades de instalación documentales, dispuestos a la investigación.

Departamentos

La documentación organizada está distribuida en cuatro departamentos:

Archivo
Cartoteca
Fototeca
Biblioteca
error: Contenido protegido